Ogier a un paso de su cuarto título.

Sébastien Ogier (F), Julien Ingrassia (F) Volkswagen Polo R WRC (2016) WRC Rally France - Corsica 2016 Photo: Helena El Mokni
Sébastien Ogier esta a un paso de ganar su cuarto titulo consecutivo en el Campeonato Mundial de Rally de la FIA después de un domino aplastante con victoria final en el Che Guevara Energy Drink Tour de Córcega.El francés ganó la 10ª prueba de la temporada con 46.4sec de ventaja en su Volkswagen Polo R y tan solo requiere de 16 puntos en la siguiente ronda en Catakunya para convertirse en la cuarta persona en ganar cuatro títulos de pilotos y a la vez en lógralos de forma consecutiva. Thierry Neuville mantuvo su buen ritmo del fin de semana para terminar segundo al volante de un Hyundai i20 y Andreas Mikkelsen cerraba el podio con su tercer Polo R, después de disputar los 390,92 kilómetros de acción carretera de montaña de asfalto sinuosa y accidentada en la isla mediterránea de Córcega.

Ogier marco su autoridad en la prueba desde el primer momento, logrando el peno de victorias durante la jornada del viernes, y ya poniendo 44 segundos de ventaja con su inmediato perseguidor Neuville. Eso le permitió mantener un ritmo tranquilo los dos siguientes días, cuando las condiciones climáticas hicieron que las carreteras mojadas complicasen su trazado.

“Lo que realmente quería era ganar este rally”, dijo Ogier, cuya anterior victoria en Francia fue la victoria en Alsacia en 2013. “Es mi primera victoria en Córcega, en un evento histórico. Demostramos fuerte ritmo en el primer día y logramos el resto del fin de semana a la perfección. El campeonato huele bastante bien para nosotros “.

Mikkelsen fue uno de los muchos pilotos que tuvieron que lucha con el sobrecalentamiento de los neumáticos y frenos, debido a las altas temperaturas, pero el noruego logro al final subir al podio desde que ganó en Polonia en julio. Jari-Matti Latvala, que ganó en Córcega en 2015, terminó una cuarta posición y fustrado, los problemas con los frenos obstaculizaron el finlandés los dos primeros días y fue sólo cuando se introdujeron nuevas pastillas y los cambios de puesta a punto de su Polo R que se sentio a gusto en las etapas finales.

Craig Breen sobresalió en su debut de asfalto en un coche WRC para terminar quinto con un Citroën DS 3, sexto el piloto de Nueva Zelanda Hayden Paddon. Paddon, sin experiencia en el asfalto, estaba decepcionado con su conducción y prometió ir a mas.

Y en séptima posición Dani Sordo que los problemas sufridos por el pinchazo en la primera jornada le lastraron en demasía y no pudo luchar por subir al cajón.

Kris Meeke ganó las pruebas de los dos domingos, teniendo puntos de bonificación máximos en el Power Stage, pero finalizó 16º después dl accidente sufrido en la jornada del sábado.